Decir de la mejor manera lo que se quiere comunicar



Algo sobre el objeto directo


El objeto directo (O.D.) es una palabra o una construcción (sintagma nominal) que completa la significación de un verbo transitivo. Cuando se lo pronominaliza toma la forma del clítico lo/s la/s. Sólo se lo encuentra en oraciones expresadas en voz activa, y pasa a ser sujeto si la oración es llevada a voz pasiva.
Por ejemplo:

Juan lee el diario (aquí “el diario” desempeña la función de O.D.)

El diario es leído por Juan (al pasar la oración a pasiva el O.D. pasa a ser sujeto)

En algunos casos el O.D. va encabezado por la preposición “a”, pero en el caso que ilustramos, en el que está construido con la preposición “a” (expresada en la contracción “al”, a + el), su uso es incorrecto.
Los complementos directos no van precedidos de preposiciones salvo en estas cinco excepciones:
1) Con nombres propios de persona o animal (vi a Charly).
2) Con nombres propios que no lleven artículo (El terremoto sacudió a San Juan).
3) Con nombres comunes referidos a personas bien determinadas (busco a mi hijo).
4) Con pronombres personales y otros pronombres referidos a persona, como alguien, nadie, quien, uno, otro, ninguno, cualquiera, etc. (Vi a alguien parecido).
5) Con nombres de cosas personificadas, es decir, usadas con verbos que habitualmente llevan como complemento una persona (en estos casos el uso de la preposición es optativo).

2 comentarios:

  1. Mi pregunta es: ¿En este caso cual sería la forma correcta? ¿"Identifica EL género"?

    ResponderEliminar
  2. La forma correcta sería "EL género". Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar