Decir de la mejor manera lo que se quiere comunicar



Está para ponerse la tanga

Seguimos explorando vocablos de origen africano que se incorporaron al español del Río de la Plata. Al igual que mucama y tamango (buscar en la Nube de etiquetas), la palabra tanga proviene del kimbundu y en la actualidad en nuestro idioma se usa para denominar una vestimenta playera que en el siglo XVIII tenía un fin muy parecido al que tiene hoy: el de cubrir la pelvis de las mujeres.

tanga. Noticias provenientes del siglo XVIII hablan de telas de algodón llamadas ntangas, tejidas por los angoleños, como una posible herencia de los patrones culturales ambundus. También se utilizaron como moneda en las transacciones comerciales. Con estas telas se confeccionaban las prendas que llevaban la misma denominación de los tejidos, y que pasaron a nuestro idioma con el nombre del epígrafe. Las mujeres africanas las utilizaban para cubrirse la pelvis. El término ntanga, es kimbundu, significa “paño”, “tela”, “tejido”, etcétera.
Asimismo, tanga es la designación de un puerto situado en el territorio de Tanganica, enfrente de la isla Bemba, y es la estación terminal del ferrocarril de Moshi a Aruba, en el África central; así como el de una “nación” africana introducida en el Río de la Plata.
También constituye el nombre de uno de los tambores sagrados de la familia de los digomana, membranófonos pertenecientes a los vedus, pueblo que pertenece al grupo etnocultural bantú.
El trompetista afroestadounidense Dizzy Gillespie registró en discos fonográficos una página rotulada Tanga, en la que se vale de ritmos africanos y afroamericanos.

De: Ortiz Oderigo, Néstor; Diccionario de Africanismos en el Castellano del Río de la Plata; EDUNTREF; Buenos Aires; 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario