Decir de la mejor manera lo que se quiere comunicar



Pongámosle un poco de color


Muchas veces hemos escuchado hablar del “colorado” ―sobre todo en el ambiente de la moda― como si fuese el nombre de un color. El término para distinguir el color que se encuentra en la frecuencia más baja de luz discernible por el ojo humano es el “rojo”.

El rojo es uno de los colores primarios, mientras que el colorado es una tonalidad que surge de este color. Así podemos incluir esta tonalidad en frases como: “Lo dijo sin ponerse colorado”.
Muchos ponen resistencia al nombre real de este vívido color debido a que históricamente se lo ha vinculado con movimientos revolucionarios o de izquierda e, inexplicablemente, este hecho parecería restringir su uso en determinados ámbitos sociales.
Podemos decir que el rojo es el símbolo de la pasión, y que mundialmente se aplica para indicar peligro, o para una emergencia: “código rojo”.
El color rojo del planeta Marte, relacionado con la sangre, favoreció que se lo considerara desde tiempos antiguos como un símbolo del dios de la guerra. En ocasiones se hace referencia a Marte como el Planeta Rojo.

2 comentarios:

  1. Una pregunta: ¿qué pasa con el celeste?

    ResponderEliminar
  2. El que quiere celeste... que mezcle azul con blanco...

    ResponderEliminar