Decir de la mejor manera lo que se quiere comunicar



Conque – con que – con qué

Estas palabras, juntas o separadas, tienen diferente sentido de acuerdo a la función que cumplan. Veámoslo en tres ejemplos.

En el primer caso nos encontramos con una conjunción:

El cartel indica que manejes con precaución, conque mucho cuidado.

En esta oración “conque” cumple la función de una conjunción consecutiva, es un equivalente a decir “así que” o “por lo tanto”.

En el segundo caso, encontramos que las palabras separadas cumplen otra función:

Lo amenazó con <que no volvería más>.

Que” actúa como un pronombre subordinante y la preposición “con” introduce el término. Podríamos reemplazar la subordinada “que no volvería más” simplemente por “eso”.

En el último, es necesario agregar la tilde porque se trata de oraciones interrogativas.

¿Con qué me vas a agasajar?

Decime con qué te gustaría comer las milanesas.

Aquí, en ambos casos encontramos la preposición “con” y el pronombre interrogativo “qué” ―que va con tilde―, en el primer ejemplo como interrogación directa y en el segundo como indirecta.

5 comentarios:

  1. Este comentario nada tiene que ver con lo publicado en este post. Es solo una duda que tengo desde hace ya mucho tiempo: ¿Para qué tenemos en nuestro abecedario una letra como la W si no existe ninguna palabra castellana que la contenga?

    ResponderEliminar
  2. No se si esto responde a tu pregunta, pero por lo menos aclara...
    La letra “w” aparece en el Diccionario de la Real Academia Española desde 1869, aunque en todas las ediciones entre 1869 y 1956 se precisa que "no es propiamente una letra de nuestra lengua". A partir de la edición de 1970 y hasta nuestros días, figura en el Diccionario con el siguiente texto:

    w: Vigésima tercera letra del abecedario latino internacional y vigésima sexta del español, usada en voces de procedencia extranjera. En las lenguas en las que existe como fonema, su articulación es ora de u semiconsonante, como en inglés, ora fricativa, labiodental y sonora, como en alemán. En español se pronuncia como b en nombres propios de personajes godos, p. ej., en Walia, Witerico, Wamba; en nombres propios o derivados procedentes del alemán, p. ej., en Wagner, Westfalia, wagneriano, y en algunos casos más. En vocablos de procedencia inglesa conserva a veces la pronunciación de u semiconsonante; p. ej., en Washington, washingtoniano. Su nombre es uve doble, ve doble o doble ve.
    ORTOGR. En palabras totalmente incorporadas al idioma, es frecuente que la grafía w haya sido reemplazada por v simple; p. ej., en vagón, vals, vatio.

    ResponderEliminar
  3. Estuvimos jugando al scrabel y con la letra w pusimos wichi y kiwi. Y tuvimos una controversia: alguien quiso poner NEVÉ, la mayoría votó que no valía. Pregunta: fue justo?? ¿No existen: Lloví o llovimos, granicé y esas cosas?

    ResponderEliminar
  4. pasamos la cinta y rehicimos la partida aceptando NEVÉ. La jugadora favorecida agradeció improvisando el siguiente poema:

    Mini poema reivindicativo

    El invierno pasado
    tuve tanto frio
    y estaba tan triste
    que cuando quise expresar
    mi dolor,
    en vez de llorar,
    nevé...

    Lex dura lex

    ResponderEliminar
  5. Jajajaj, muy lindo el poema, me encantó. Saludos a todas las poetizas del mundo, un beso. Vivi

    ResponderEliminar