Decir de la mejor manera lo que se quiere comunicar



Consumerización, ¿un neologismo?

Entre los desafíos que se presentan en el trabajo de un corrector de estilo, se encuentra asegurarse de que las palabras tengan el sentido correcto y por ende también que lo tengan los textos. Es muy importante que cada cambio que se haga, cada adecuación de un escrito, conserve siempre la idea original. En la tarea, muchas veces nos surgen dudas y consultar la bibliografía es necesario; pero también sabemos que Internet, como una entidad omnipresente, es quien responde muchas preguntas que diariamente nos hacemos, no solo los correctores, sino todos los usuarios de la Red. ¿Quién no ha “googleado” todo aquello que no entiende, se le viene a la mente o no recuerda con exactitud? Encontrar definiciones, citas, datos biográficos o información que tengamos incompleta, o tratar de resolver dudas buscando en Internet, es cosa de todos los días. En definitiva, la Red es especial para refrescar aquello que no recordamos o para acercarnos a lo que no conocemos; en segundos un motor de búsqueda genera varias respuestas y despeja el camino, y brinda un abanico de opciones que seguramente podrán satisfacer nuestra necesidad de informarnos. Pero como verán a continuación esto a veces no sucede, por lo menos no inmediatamente…

Mientras divago sobre las bondades de Internet, creo que me estoy yendo un poco de tema. Aquí lo que convocaba esta breve nota era el neologismo (nuevo término que se incorpora a una lengua por su uso reiterado) consumerización y lo que antecede es solo una mera descripción de lo primero que atiné hacer al ver esta palabra, es decir, la “googleé”. Algunos de los resultados fueron los siguientes:

1. La consumerización de la TI* es la tendencia creciente según la cual los usuarios corporativos terminan por decidir qué dispositivos, aplicaciones y servicios se usan en el empleo.
* Se entiende que esta sigla se refiere a las tecnologías de la información.

En esta definición parecería que la palabra consumerización indica que los consumidores de este tipo de tecnología son los que deciden qué medios utilizar (marcas, modelos, etc.).

2. Consumerización: Adaptación del Punto de Venta a las costumbres particulares de los consumidores que frecuentan el lugar.

Lo anterior aparece en un diccionario o manual publicado en Internet, pero no es posible identificar el ámbito en el que se aplica. Se podría pensar que este término se refiere a algún aspecto de la atención al cliente.

3. El término, consumerization, primero fue popularizado por Douglas Neal y John Taylor, del Foro de Vanguardia de CSC en el año 2001, uno de los principales impulsores de la Web 2.0 y de Empresas 2.0.

Sumamos más información al conocer del contexto en el que se origina el uso de esta palabra.

Finalmente, también es posible ver en Internet que hay publicaciones que indican que este término sirve para señalar la aceptación de las nuevas tecnologías por parte de los usuarios, lo que produce un fenómeno llamado “consumerización”.

No está muy claro de dónde viene el término consumerization (en su idioma original, tal como lo popularizaron Neal y Taylor) ni para qué se usa exactamente, sabemos que se aplica en el ámbito de consumo de las nuevas tecnologías de información y comunicación (redes sociales, teléfonos inteligentes, informática).

Personalmente, creo que esta palabra es una deformación de consumer-ism, lo que en nuestro idioma significaría “consumismo” y entiendo que entonces este neologismo, así como nos llega, no tiene una traducción que se acerque siquiera un poco a nuestro idioma, es una adaptación de lo que creo debería llamarse tecnoconsumismo. El tiempo y la aplicacion de esta palabra dirán si seguirá siendo usada.

Por cierto, ¿la Real Academia Española incorporará “googlear” a su lista de verbos?


Fuentes:

2 comentarios:

  1. Si analizamos el vocablo original inglés "consumerization"...
    seria un híbrido qe surge de la suma de "consumer" (consumidor) y de "ization", un sufijo que forma sustantivos que denotan el acto, proceso o resultado de hacer algo o de hacer algo. Pero para los anglosajones en verdad apuntan a problemas dentro de sus empresas y organismos de gobierno donde los empleados utilizan sus celulares, calculadoras, computadoras portatiles y demás teconologías personales. Y entonces? Surge el tema de la "seguridad informática" y la "fuga de información" por así decirlo....
    Caemos pues en el terreno de los poco felices neologismos quizás en este caso yo apelaría a su variante "el extranjerismo"...
    Apasionante artículo para explorearlo o googlearlo pues! hehehe
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elis, gracias por tu comentario, aporta a este tema mucha información interesante. ¡¡Saludos!!

      Eliminar